Argentina - Una agenda con dos litigios pendientes
JPEG - 58.3 kb

Argentina - Una agenda con dos litigios pendientes

Por Luisa Corradini | 30-3-17

Se trata de la demanda de Suez ante el Ciadi y del contrato de 1978 para construir un gasoducto.

PARÍS (De nuestra corresponsal).- Como sucede invariablemente con las visitas oficiales, en las pocas horas que estará en Buenos Aires, el ministro de Economía francés, Michel Sapin, evocará con sus pares argentinos los dos litigios que impiden, hasta hoy, la normalización total de las relaciones bilaterales.

El menos controvertido es la demanda que Suez presentó contra el país ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) después de que el gobierno de Néstor Kirchner revocó, en 2006, un contrato de 30 años de provisión de servicios a Buenos Aires a través de su subsidiaria Aguas Argentinas. El gigante francés de tratamiento de agua y gestión de residuos obtuvo un fallo favorable en primera instancia en 2015. Condenado por el Ciadi a pagar US$ 405 millones, el gobierno argentino apeló la sentencia argumentando un conflicto de intereses. El fallo está aún pendiente.

Fuentes argentinas explican que, aunque Suez es una empresa privada, el gobierno francés -y en particular el presidente François Hollande- habría intervenido en varias ocasiones ante Mauricio Macri para que se establezca un cronograma de pago, sin esperar la decisión final del tribunal del Banco Mundial.

El segundo litigio parece más complicado aún, pues Francia condiciona su resolución a la posibilidad de que el Estado francés otorgue seguros de crédito a la exportación a toda empresa interesada en invertir en la Argentina. Esos seguros se conceden a través del BPI, un brazo del Tesoro francés, que sucedió a la ex Coface.

El contencioso gira en torno de un contrato firmado en 1978, durante el gobierno militar, entre Gas del Estado y un proveedor francés, cuyo seguro de garantía fue concedido por la Coface -es decir, por el Estado francés- para la construcción de un gasoducto en el canal de Beagle.

Entre las obstáculos que impedirían llegar a un acuerdo está la "misteriosa desaparición del contrato original", que nadie tiene, según fuentes argentinas. En una de las últimas gestiones, el entonces ministro francés de Economía Emmanuel Macron habría propuesto a su entonces homólogo argentino Alfonso Prat-Gay una resolución por un monto simbólico, afirman las mismas fuentes.

La propuesta fue rechazada por Prat-Gay, para quien resultaba imposible autorizar un gasto no justificado mediante las facturas correspondientes. Fuentes del Ministerio de Finanzas galo dicen, por el contrario, que Francia "no sólo tiene ese contrato, sino que fue transmitido a las autoridades argentinas".

En 1982, la justicia arbitral dio razón en primera instancia a Francia sobre el fondo de la cuestión, pero el fallo fue anulado por vicios de procedimiento.

Peña con el presidente de Perú

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, se reunió ayer en Lima con el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, como parte de su visita a ese país. Antes del encuentro, señaló que la Argentina "está cambiando con la convicción de que podemos estar mejor y ese camino de transición, por más que es duro y difícil, está siendo muy bien acompañado por la sociedad".

En declaraciones a la televisión peruana Peña abogó también en favor de consolidar los mecanismos de cooperación e integración a nivel regional.

En ese sentido, reivindicó la necesidad de "fortalecer el Mercosur para avanzar hacia la integración con la Alianza del Pacífico y llegar a un acuerdo comercial con la Unión Europea".

source: La Nación