Perú - Demanda millonaria por aimarazo sigue pendiente

Perú - Demanda millonaria por aimarazo sigue pendiente

Por J. Carlos Flores | 9-7-17

JPEG - 67.6 kb

Los documentos presentados por la empresa ante el tribunal argumentan que el Aimarazo fue motivado por ambiciones políticas y la población de la zona afectada por el proyecto de extracción minera Santa Ana.

Mientras el Poder Judicial le exige 2 millones de soles a Walter Aduviri por los destrozos ocurridos durante el llamado Aimarazo, lo que pide la empresa minera Bear Creek como indemnización por perder su explotación en la mina Santa Ana asciende nada menos 522.2 millones de dólares o mil 769 millones 109 mil 160 soles

La decisión sobre el pago de esta suma por parte de todos los peruanos está en manos del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), entidad que es una dependencia del Banco Mundial, según explicó el abogado e integrante de la ONG Derechos Humanos y Medio Ambiente, Vayardo Chata.

Agregó que para setiembre de este año se espera que el tribunal del CIADI emita su decisión final que tendrá que ser aceptaba y cumplida por el estado peruano sin reclamo o impugnación alguna, pues se sometió a ese tribunal como parte de los acuerdos del Tratado de Libre Comercio.

Los documentos presentados por la empresa ante el tribunal argumentan que el Aimarazo fue motivado por ambiciones políticas y la población de la zona afectada por el proyecto de extracción minera Santa Ana.

Agrega que el Estado canceló el proyecto minero arbitrariamente, ocasionándoles grandes pérdidas económicas, entre ellas el fracaso de la mina Corani. Por esta razón cobran por lo que dejaron de ganar en las minas de Santa Ana y Corani.

Por su parte, la defensa del Estado sostiene que se paró el proyecto porque no había otra opción, debido a la magnitud del movimiento que provocó el aimarazo.

De acuerdo al abogado, la empresa está usando argumentos muy alejados de la realidad para lograr el cobro del enorme suma y el Estado sostiene su defensa con información incompleta por lo que su posición es débil. La empresa Bear Creek pretende no perder un solo céntimo de la malograda operación minera.

source: Diario Correo