Transantiago: en Londres parte juicio por millonaria demanda contra Chile de Alsacia y Express
JPEG - 51.2 KB

Por Emilio Lara | 11-4-19

Transantiago: en Londres parte juicio por millonaria demanda contra Chile de Alsacia y Express

Este jueves, en Londres, Inglaterra, el Estado chileno comenzará a defenderse ante el Centro Internacional de Arreglos de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), institución del Banco Mundial. Lo anterior, por la demanda que presentaron en 2018 las operadoras colombianas del Transantiago, Alsacia y Express, que reclaman una indemnización de US$330 millones, amparadas en un supuesto incumplimiento por parte de nuestro país de las obligaciones pactadas bajo el Acuerdo de Libre Comercio que actualmente opera con Colombia. Además, reclaman que las administraciones gubernamentales de Michelle Bachelet y Sebastián Piñera no respetaron acuerdos establecidos en los contratos que terminaron impactando en sus operaciones. Por ejemplo, no se habría cumplido con mejoras de infraestructura.

La defensa de Chile estará, entre otros, a cargo de la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Carolina Valdivia, quien junto a abogados estadounidenses que se contrataron para tal fin deberán convencer a CIADI que se actuó conforme a derecho y que las empresas aludidas tuvieron una deficiente administración. Dentro de los testigos que presenta Chile se encuentra el exministro de Transporte de Bachelet, Andrés Gómez-Lobo, y los exdirectores de Transporte Público Metropolitano, Guillermo Muñoz y Patricio Pérez.

El veredicto del International Center for Settlement of Investment Disputes (CIADI, en español) es inapelable.

Ese es el principal mensaje con que llegaron durante la mañana de este jueves a Londres, madrugada en Chile, la Subsecretaria de Relaciones Exteriores, Carolina Valdivia; el equipo jurídico de la Dirección de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería; especialistas del Ministerio de Transportes y los abogados del estudio jurídico estadounidense Arnold & Porter Kaye Scholer, contratados para defender los intereses chilenos.

La misión no es fácil, si Chile pierde deberá pagar US$330 millones de dólares a las empresas colombianas Alsacia y Express, quienes en 2017 partieron una ofensiva legal contra Chile luego que la primera se declarara en default financiero. Por ello, en 2018 las compañías cafeteras representadas por los hermanos Francisco Javier y Carlos Ríos Velilla contrataron al estudio francés Dechert para que les patrocine la acción ante Ciadi.

En la presentación indicaron que el grave perjuicio económico para sus sociedades que operaron en Chile se debió al incumplimiento por parte de los gobiernos de cada una de las obligaciones pactadas bajo el Acuerdo de Libre Comercio suscrito entre nuestro país y Colombia. También agregaron que los problemas generados en la administración se debieron a responsabilidad de las autoridades puesto que fueron cambiadas las planificaciones de los contratos del Transantiago que impactaron en sus operaciones financieras

Dentro de la lista de ejemplos, los abogados franceses sostienen que Chile no cumplió con la promesa de mejorar la infraestructura para operar los buses, descontrol de la evasión, actos de vandalismo, eventual discriminación para favorecer a empresas nacionales, como por ejemplo quitarles servicios y no permitirles renovar la flota de buses, sumado a otro punto que es un eventual daño reputacional.

Esos argumentos son los que ahora Chile deberá rebatir frente a la Corte y que se basarán, según fuentes que trabajaron en la defensa, en que simplemente se actuó conforme a derecho, y la base de dicha posición es que tienen todos los antecedentes para demostrar que los perjuicios económicos son atribuibles a la conducta y decisiones de negocio, producto a la estrategia de financiamiento deficiente por la que optaron al momento de conformar las sociedades que operaron en el Transantiago.

Para validar dicho diagnóstico, la administración Piñera se encuentra presentando tres testigos: el exministro de Transportes Andrés Gómez-Lobo, y los exdirectores de Transporte Público Metropolitano (DTPM) Guillermo Muñoz y Patricio Pérez, los que serán interrogados por los abogados de la contra parte.

Según la disposición zanjada por el CIADI, la audiencia debería extenderse por varios días, puesto que está contemplado que se le otorguen 13 horas a cada una de las partes. El fallo, que es inapelable, se podría conocer en diciembre.

La conformación de la sala es con un juez árbitro propuesto por cada una de las partes y un tercero de mutuo acuerdo, los cuales desde este jueves deberán escuchar los argumentos y los testigos.

En La Moneda existe confianza en el rol de la subsecretaria Valdivia, puesto que es abogada de la Pontificia Universidad Católica y diplomática del Servicio Exterior de Chile.

En abril de 2018, y hasta que asumió como subsecretaria, fue la directora general de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Relaciones Exteriores. También fue la coordinadora jurídica de la Unidad del Agente ante la Corte Internacional de Justicia por el caso “Obligación de negociar un acceso al Océano Pacífico” (Bolivia v. Chile). Tiene experiencia en gestión de procesos internacionales y conocimiento del derecho internacional y política vecinal contemporánea.

De resultar un fallo adverso a los intereses de Chile, no solo le costaría al país los US$330 millones que piden los colombiano, sino la imagen internacional del país.

Fuente: biobiochile.cl