España pierde otro arbitraje por el recorte a renovables con un fondo de HSBC... y van 10
JPEG - 58.9 ko

Por Juan Cruz Peña | 30-8-19

España pierde otro arbitraje por el recorte a renovables con un fondo de HSBC... y van 10

El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversores (Ciadi) ha dictado un nuevo laudo contra España. Los inversores ingleses reclamaban 92 millones de euros.

Nuevo fallo condenatorio contra el Reino de España por los recortes a las renovables. Infrared Environmental Infrastructure y sus cuatro filiales, con sendas participaciones en dos- plantas termosolares en España (Morón y Olivenza 1) han logrado que el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversores (Ciadi), adscrito al Banco Mundial, haya dictado un laudo condenatorio contra el Estado español.

El fondo, perteneciente a la gestora de inversiones especiales de Londres Infrared Capital Partners, propiedad del banco británico HSBC y su equipo directivo, reclamaba 92 millones de euros. Los demandantes han sido asistidos por el despacho de abogados Cuatrecasas, mientras que la defensa de España ha corrido a cargo de la Abogacía del Estado.

El tribunal resolvió por unanimidad que con los cambios regulatorios España había vulnerado el estándar de tratamiento justo y equitativo recogido en el artículo 10.1 de la Carta de la Energía por cuanto los demandantes tenían la expectativa legítima de que no se modificaría el derecho de las plantas a recibir la remuneración prevista en el Real Decreto 661/2007 y en el RD 1614/2010 en forma de tarifa regulada o percio de mercado más prima. Sin embargo, a diferencia de la mayoría de arbitrajes perdidos por España por esta misma causa, este nuevo laudo del Ciadi adjunta la opinión disidente parcial del árbitro propuesto por España, Pierre-Marie Dupuy.

Las condenas a España están llegando en cascada. Con este nuevo laudo condenatorio, el Estado acumula ya una decena de derrotas que elevan la factura a pagar en indemnizaciones a alrededor de los 800 millones de euros, más los intereses por demora que se están generando.

La derrota frente a los inversores del HSBC comunicada este mismo mes de agosto se suma a la de SolEs Badajoz (41 millones de indemnización), Nextera (290 millones), Antin (101 millones), Masdar (64,5 millones), Eiser(128 millones), Novenergia (53,3 millones), 9REN (41,7 millones), Greentech(39 millones) y Demeter y Cube (33 millones).

Estas condenas a España se deben a los recortes retroactivos que realizaron el Gobierno de Zapatero (PSOE), sobre las primas que su propio Ejecutivo había instaurado en 2008, y sobre todo y de forma más contundente al drástico hachazo que realizó el PP de Rajoy en 2013, reforma que está decantando la balanza del lado de los inversores. No obstante, la Abogacía del Estado está logrando que por lo menos las indemnizaciones sean sustancialmente menores de las cantidades reclamadas, que han llegado a superar los 10.000 millones de euros. Aún hay más de 30 arbitrajes pendientes de sentencia.

Pese a las intenciones declaradas por el Gobierno de Pedro Sánchez de mantener la actual rentabilidad de las plantas que sufrieron recortes, con el objetivo de parar esta sangría, los pleitos no dejan de caer. Según las estadísticas publicadas por el Ciadi, España es el país del mundo que más denuncias ha acumulado en el primer semestre de 2019 : cinco en total, por delante de países como Perú, Argentina o Venezuela.

Pese a los laudos condenatorios, España está tratando de esquivar las indemnizaciones. Para ello, está intentando convencer a los tribunales estadounidenses donde los inversores están pidiendo el reconocimiento de sus laudos para ejecutar los cobros de que anulen estos fallos. Para ello, cuenta con el apoyo de la Comisión Europea, que sostiene que las instancias arbitrales y el tratado bilateral de la Carta de la Energía no son adecuados para resolver sus diferencias, ya que todos los casos están bajo jurisdicción de la Unión Europea, con lo que sería Estrasburgo quien debería dirimir estos casos.

Por ahora, y pese a casos como el de Achmea, que defiende la prevalencia de la Justicia comunitaria frente a los tratados internacionales, no se ha logrado que se anule ningún laudo por el recorte a las renovables. Tampoco ha servido Achmea a la defensa de España en la competencia de los árbitros que han dirimido el caso de Infrared. Tampoco las defensas relativas a ayudas de Estado le han librado de la condena.

Pese a los recortes, Infrared Capital Partners sigue confiando en las energías verdes en España. El fondo participado por HSBC ha comprado en enero de 2019 un portfolio de energía solar fotovoltaica de 1.500MW situados en Andalucía y Castilla-La Mancha a la firma sevillana Bester Generación, propiedad de exdirectivos de Abengoa y Aldesa. Dicho proyecto se denomina ’cartera Giralda’.

El fondo británico Infrared Capital Partners cuenta con 9.000 millones de dólares bajo gestión que invierte por todo el mundo.