Guatemala podría enfrentar arbitraje internacional por APM Terminals
JPEG - 126.2 kb

Guatemala podría enfrentar arbitraje internacional por APM Terminals

Por Lorena Álvarez | 11-9-18

El proyecto que inició como TCQ amenaza con ser el tercer caso que obliga al país a defenderse en el exterior. La demanda alcanzaría los US$200 millones.

La filial española del Grupo Maersk notificó al Estado guatemalteco su intención de llevar la disputa legal por el contrato de usufructo para la terminal de contenedores que opera en Puerto Quetzal.

Por medio de un comunicado, APM Terminals informó que se envió la notificación a la Procuraduría General de la Nación (PGN), el Ministerio de Economía (Mineco) y la Presidencia, debido a que la situación jurídica que se arrastra desde 2016 genera riesgos e incertidumbre a la operación en Guatemala.

La demanda, según la empresa, alcanzaría los US$200 millones para compensar las inversiones realizadas, pero también significaría un impacto para el país en la atracción de inversión extranjera y las calificaciones de riesgo país, indicó APM Terminals.

Lastre del PP

En noviembre del año pasado se reinauguró la terminal de contenedores que pasó de manos de Grup Maritim TCB, que la construyó como la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), al Grupo Maersk. Tras esa operación el Estado guatemalteco recibió en septiembre de 2016 una reparación de US$32.7 millones, como parte de la estimación que la empresa Grup Maritim TBC habría pagado en sobornos a la administración del Partido Patriota (PP) para operar.

Según Mogens Larsen, director del portafolio de APM Terminals en Latinoamérica, se ha tratado de resolver la situación que se originó en mayo de 2016 con el recurso que interpuso la PGN para solicitar la nulidad del contrato de usufructo que tiene la empresa.

Este contrato es la base legal para construcción y operación de la terminal de Puerto Quetzal, indica APM Terminals, pero en diciembre de 2017 el tribunal notificó que se declaró la nulidad del mismo. El recurso de casación presentado por la compañía está pendiente de resolverse en la Corte Suprema de Justicia.

Larsen reconoció que el problema se origina previó a la adquisición de TCQ, pero como la situación sigue sin resolverse se ven obligados a proteger las inversiones realizadas.

Protección de inversiones

Guatemala ha enfrentado la demanda de Railroad Development Corp. (Ferrovías) y la de Iberdrola ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a las Inversiones (Ciadi) del Banco Mundial, y el panel arbitral del capítulo laboral del tratado comercial con Estados Unidos. Aún tiene pendiente resolver el caso de Teco Guatemala Holdings, que formó parte de la demanda de Iberdrola.

En este caso, la filial de Grupo Maersk se acogería al Instrumento Internacional para la Protección de Inversiones Aplicable (APRI) bilateral suscrito entre Guatemala y España, que está vigente desde 2004.

Por ahora se esperará lograr un acuerdo entre el Estado y la transnacional para frenar un inminente arbitraje. La PGN considera que en lugar del contrato de usufructo que se otorgó debió haber sido una concesión, la que tendría que aprobar el Congreso.

400

Empleos directos e indirectos genera la operación de APM Terminals Quetzal.

“La nulidad del contrato de usufructo y el consiguiente cierre de la terminal no solo tendría un impacto en el Grupo Maersk, sino que también en la conectividad del comercio exterior”.

Mogens Larsen, director del portafolio de APM Terminals en Latinoamérica.

source: El Periódico