¿Qué votarían los partidos sobre el TTIP, CETA y los ISDS?

¿Qué votarían los partidos sobre el TTIP, CETA y los ISDS?

Por Yago Álvarez, 22-6-16

JPEG - 44.7 kb

Ayer se celebró en Madrid un debate con representación de los 4 partidos políticos mayoritarios para hablar sobre la posición de sus partidos frente a los tratados de libre comercio, como el TTIP, CETA y TISA, que Europa está negociando con Estados Unidos y Canadá. Durante el evento, los representantes de los cuatro partidos debatieron sobre los tribunales de arbitrajes privados, sus consecuencias sobre la ciudadanía y sus posiciones frente estos tratados.

Desde que la organización Greenpeace filtrara documentación secreta referente a las negociaciones del tratado de libre comercio entre Estados Unidos y Europa (TTIP por sus siglas en inglés), el debate sobre este tipo de tratados se ha puesto encima de la mesa. Pero la posición de los partidos políticos frente sigue sin estar clara y siguen siendo un tema tabú en las campañas electorales.

Por estos motivos, la campaña NoalTTIP, compuesta por decenas de movimientos sociales y plataformas ciudadanas, con colaboración de el medio digital Público, organizó en el día de ayer un debate que se celebró en el Teatro de Barrio de Madrid. En el evento participó el candidato al Congreso por Madrid en la posición 21 del Partido Popular Pedro Talco, el concejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Madrid Carlos Sánchez Mato en representación de Unidos Podemos. La diputada en la Asamblea de Madrid por el PSOE y portavoz de economía Reyes Maroto y el jurista Eduardo Trillo en representación del partido Ciudadanos.

El acto lo inauguró la activista de la plataforma NoalTTIP Serlinda Vigara que agradeció que por fin se realizara un debate que introdujera este tipo de tratados en la campaña electoral, pero remarcó que era insuficiente dadas las características de estos tratados y sus efectos en nuestras vidas, así como insignificante comparado con el trato que ha tenido en otros países o en un ámbito municipal. “1.800 municipios de toda Europa se han declarado contra el TTIP y en países como Alemania este tema tiene totalmente dividos a los partidos que tienen posturas claras y abiertas sobre la firma del TTIP o el CETA”, declaró Vigara.

La activista también explicó que en 2015 España fue el estado más demandado en tribunales de arbitraje privado -con 23 demandas pendientes de resolverse- y recordó a los representantes de los partidos que de aprobarse el TTIP y el CETA la soberanía de los estados se vería mermada y esta cifra de demandas se podría multiplicar.

El debate, que comenzó con una corta intervención de cada uno de los representantes, empezaba con la pregunta que vertebró el resto de las intervenciones y tématicas “¿qué votaría vuestro partido ante una ratifiación del TTIP?”

Tayco fue conciso al declarar que el Partido Popular votaría que si ya que “el estado de bienestar se financia gracias al empleo y que apoyarían todas las propuestas que como esta se traduzcan en creación de empleo”, argumentando que “muchas pymes han sido capaces de subsistir a la crisis gracias a aumentar las exportaciones con éxito y estos tratados favorecerían su capacidad de exportación”.

Reyes Maroto declaró que en el PSOE “no decimos que no se pueda negociar el TTIP, pero no estaremos de acuerdo con cualquier TTIP”. La diputada de Madrid aclaró que antes de votar cualquier tratado se deberán cumplir unas exigencias de transparencia que los papeles filtrados por Greenpeace han demostrado que no se han cumplido hasta el momento. “También exigimos que se queden fuera servicios públicos básicos como la sanidad y que se respeten los estándares de calidad en el consumo que tenemos en la Unión Europea”, matizó Maroto.

La postura de Ciudadanos, muy similar a la del PSOE aunque con una clara predisposición a favorecer el libre mercado, también muestra sus reticencias frente a los documentos filtrados. “Los tratados son buenos en la medida que contribuyen a aumentar el empleo, hacer crecer la economía, la calidad de los productos y reducir los precios”, declaró Trillo, “pero viendo los documentos filtrados por Greenpeace podemos ver que los servicios publicos y los servicios fundamentales para los ciudadanos no están protegidos y por lo tanto ahora mismo Ciudadanos estaría en contra”.

El representante de Unidos Podemos empezó su intervención destacando que los partidos que forman su coalición han estado en el debate y posicionados en contra de este tipo de tratados desde el primer día y no sólo desde que empezó la campaña o las filtraciones obligaron a poner en tela de juicio las negociaciones de este tratado. “Estamos radicalmente en contra de estos tratados que son un ataque a nuestra democracia. Votaremos en contra y nos opondremos totalmente”, declaró el concejal.
¿Cómo afectaría en el día a día de los ciudadanos?

Ante la pregunta de los efectos de la aprobación del TTIP o el CETA para la ciudadanía el representante del Partido Popular insistió en que “las pymes van a ser las grandes beneficiadas por la eliminación de las trabas arancelarias”, argumento que no convenció al representante de Ciudadanos que indicó que ante este tipo de tratados las pymes han sido siempre las primeras víctimas y que la aprobación de un tratado así necesitaría de un plan de adaptación para algunos sectores.

Sánchez Mato fue claro al declarar que “no nos hace falta esperar los resultados del TTIP o a leer informes de impacto, sólo tenemos que ver los beneficios que se prometieron en la firma del tratado de libre comercio entre Estados Unidos, México y Canadá hace 20 años y sus verdaderos efectos”. El concejal explicó que las promesas de creación de más de 20 millones de empleos se han convertido en la pérdida de un millón de empleos y “unas consecuencias nefastas sobre la calidad de ese empleo avocado a la precariedad”.

Por su parte, la representante del PSOE insistió en que se necesita conocer los parámetros que se están negociando con total transparencia antes de conocer los impactos sobre la ciudadanía, pero explicó que desde su partido se van a exigir estudios de impacto social y medioambiental, ya que viendo las filtraciones queda claro que la aprobación del TTIP sería perjudicial para el día a día de la ciudadanía.

En lo que parece que están de acuerdo los 4 partidos es en defender y preservar los estándares de calidad de los productos que tenemos actualmente en la Unión Europea. “Lo que buscan los tratados son la eliminación del estándares”, afirmó Sánchez Mato. Aunque los dos representantes del Partido Popular y Ciudadanos coincidieron en que se tiene que continuar con las negociaciones ante la “amenaza de que Estados Unidos acabe negociando y harmonizando sus estándares con China y seamos la Unión Europea la que se queda atrás en un mercado globalizado”.
¿Qué opinan los partidos sobre los tribunales de arbitraje privados?

Otro tema controvertido en los tratados de libre comercio son los tribunales de arbitraje de resolución de conflictos entre compañías privadas y Estados (ISDS). En estos tribunales, compuestos por bufetes privados,las multinacionales podrán demandar a los estados en caso de que aprueben o cambien una legislación que afecte a sus beneficios presentes o futuros.

El representante del Partido Popular alegó que el sistema propuesto actualmente y que sustituiría al ISDS, el ICS, había mejorado a su precedesor. Algo que no convenció al resto de participantes que defendieron unos tribunales públicos, en el caso de los representantes de PSOE y Unidos Podemos, y una mejora en las necesidades de independencia y neutralidad que necesitan este tipos de procesos defendida por el jurista de Ciudadanos, que puso en duda el sistema judicial español. “Estos tribunales surgen de una necesidad ya que la justicia de cada país es impermeable y se puede dejar influenciar por el poder de las empresas o intereses nacionales”, matizó Trillo.

El representante de Juntos Podemos recriminó que tanto el Partido Popular como el PSOE parezcan estar ahora en contra de este tipo de mecanismos de arbitraje cuando siempre han votado en el Europarlamento a favor de que las negociaciones de estos tratados continuaran su curso aun cuando este tipo de mecanismos ya formaban parte de ellos. Sánchez Mato fue claro al declarar que “nos oponemos rotundamente a atajos en la justicia que merman la soberanía de los estados y que dejan la justicia en manos privadas”.