Cuatro litigios de firmas de EE.UU. contra Ecuador
JPEG - 369.8 kb

El Comercio | 28 de febrero, 2020

Cuatro litigios de firmas de EE.UU. contra Ecuador

En una eventual negociación comercial entre Ecuador y Estados Unidos los arbitrajes internacionales formarán parte de las discusiones.

Según Diego Caicedo, viceministro de Comercio Exterior, desde que el país anunció
su intención de ir hacia un tratado, en el 2017, la lista se ha ido subsanando. Pero no
todos los temas están en manos del Ejecutivo. Uno de ellos se relaciona con los litigios en cortes internacionales de empresas estadounidenses en contra del Estado ecuatoriano.

La Procuraduría General del Estado (PGE) detalla que de seis arbitrajes en contra de la República del Ecuador por temas de inversiones, cuatro son de firmas norteamericanas: Chevron, RSM Company, Merck Sharp & Dohme (MSDIA) y Worley Parsons.

Pese a ello, Eduardo Egas, presidente ejecutivo de Corpei, explica que un aspecto importante es que Ecuador ha mostrado disposición de cumplir con los dictámenes de cortes internacionales y eso “debería abonar para bien en el proceso de negociación”.

Un ejemplo de ello es el caso de Murphy, donde Ecuador acordó pagar la indemnización tras un fallo arbitral. El país también ha buscado resolver dudas de las empresas norteamericanas como el caso del buró Equifax, al cual le preocupaba una reforma legal que restringía sus operaciones en el país, pero que ya fue resuelto, detalló el viceministro de Comercio.

Ecuador debe armar una estrategia inteligente durante la negociación, priorizando los temas técnicos comerciales, que son los que están en sus manos. Así lo cree Iván Ortiz, director del Centro de Negocios de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana.
“Los arbitrajes incluyen temas sociales delicados y quizás sí podrían dificultar más adelante el proceso para un acuerdo, pero -por ahora- han habido muchos avances positivos en lo comercial”, dijo.

De los cuatro casos en arbitrajes, el más antiguo es el de la petrolera Chevron, antes llamada Texaco, que lleva 11 años.

El caso se conoce como Chevron III y fue notificado en septiembre del 2009, argumentando la violación del Tratado Bilateral de Inversiones (TBI).

En este proceso, el Tribunal Arbitral emitió el 30 de agosto de 2018 un fallo en el que se determinó que el Ecuador incurrió en esta falta por la denegación de justicia. Ante esto, el 10 de diciembre de 2018, Ecuador presentó una acción de nulidad ante las cortes de La Haya.

La Procuraduría detalló que el laudo del 30 de agosto dio lugar a la tercera fase del arbitraje correspondiente a la cuantificación de daños.

Otro de los casos en el sector de recursos no renovables es el de RSM Production Corporation, que se inició en mayo del 2010. La firma planteó que se declare el incumplimiento del TBI firmado con EE.UU., y que Ecuador indemnice a la compañía, por la cancelación de la licencia minera. Desde entonces, según la Procuraduría, no han existido actuaciones posteriores.

En el sector farmacéutico está el caso de MSDIA, que alegó que las cortes nacionales le denegaron justicia dentro de la disputa legal con la ecuatoriana Prophar por la venta de una planta de medicamentos.

El tribunal emitió un laudo parcial final en 2018 a favor de MSDIA. La empresa argumenta que Ecuador debe pagar los gastos generados. Aún se espera la decisión final del tribunal.

El caso más reciente es el de Worley Parsons, que se presentó el año anterior.
Rosa María Fabara, especialista en Litigio y Derecho Internacional, cree que ninguno de estos casos debería constituir una “traba insalvable” para que Ecuador llegue a un acuerdo con EE.UU. Pero los casos sí se analizarán en las negociaciones porque las firmas americanas, que impulsan estos procesos contra Ecuador, tienen un peso económico importante en su país.

Está previsto que el 14 y 15 de abril se reúna en Quito el Consejo de Comercio e Inversiones, paso previo para las negociaciones para el tratado.

source: El Comercio