Ecuador presenta el nuevo modelo de TBI: el Convenio Bilateral de Inversión
JPEG - 35.9 kb

Ecuador presenta el nuevo modelo de TBI: el Convenio Bilateral de Inversión

Por CIAR Global | 12-3-18

Ecuador presentó el 8 de marzo un nuevo modelo de acuerdos bilaterales de inversión que pasarán a llamarse Convenios Bilaterales de Inversión. En relación con el arbitraje, se carga especialmente contra los conflictos de intereses de los árbitros que conforman los tribunales arbitrales internacionales.

Según el comunicado oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Urbana de Ecuador: “Este documento, que será la base para las futuras negociaciones, busca atraer la inversión con una oferta que combina seguridad jurídica necesaria con mecanismos de diálogo estructurado de alto nivel entre las partes, orientado a prevenir y solucionar eventuales diferencias de manera amigable y constructiva“.

Los nuevos Convenios Bilaterales de Inversión “protegen los intereses generales del país y defienden y establecen el respeto a los derechos humanos como un elemento esencial“, según la información.

En palabras de la canciller, María Fernanda Espinosa, durante el encuentro de presentación realizado con representantes de una treintena de países: “Ecuador requiere de inversión extranjera directa que, respetando su normativa en materia social, ambiental y laboral, contribuya al cambio de la matriz productiva y a la generación de empleos de calidad”.

“Los TBI causaron pérdidas millonarias a Ecuador”

El nuevo modelo busca: “además de atraer la inversión productiva, eliminar la lesividad de los TBI —que causaron pérdidas millonarias a Ecuador— así como un equilibrio de derechos y obligaciones entre el Estado y los inversionistas”.

Según la información, el Gobierno ecuatoriano estaría en disposición inmediata de “iniciar la negociación de convenios bilaterales que garanticen los derechos de los inversionistas, precautelando al mismo tiempo los intereses del Estado ecuatoriano en el marco de su normativa nacional y del derecho internacional”, destacó Espinosa.

El encuentro de la Cancillería contó con representantes, entre otros, de los 16 países cuyos TBI fueron denunciados el 16 de mayo de 2017, mediante decreto presidencial. En concreto, quedaron sin vigencia los “acuerdos de promoción y protección recíproca de Inversiones” con: Italia (2001), Bolivia (1995), Perú (1999), España (1996), Estados Unidos (1993), Canadá (1996), Argentina (1994), Venezuela (1993), Francia (1994), Países Bajos (1999), Suecia (2001), Chile (1993), Suiza (1968), China (1994), Alemania (1996) y Gran Bretaña e Irlanda del Norte (1994).

Perjuicio al país causado por los tribunales de arbitraje internacionales

La motivación de la denuncia fue la vulneración del artículo 422 de la Constitución y el perjuicio al país causado por los tribunales arbitrales internacionales “por cuanto los árbitros generalmente tienen intereses en las compañías que invierten en Ecuador”. Entre 1968 y 2002, Ecuador suscribió un total de 26 tratados bilaterales de inversión.

Para la cancillería, según el comunicado, en relación a los viejos TBI, los nuevos convenios CBI:

. abandonan el modelo que sólo preveía derechos para los inversionistas

- adquieren obligaciones relativas a respetar los derechos humanos y ambientales, entre otros,

- se restaura la capacidad estatal de regular en beneficio del interés público además de precautelar el bienestar general,

- se incorporan alternativas eficientes de mecanismos de solución de controversias y

- se solucionan los conflictos de intereses evidenciados en la conformación de los tribunales de arbitraje.

Por otro lado, los nuevos CBI:

- solucionan problemas como la falta de precisión jurídica en los términos de los acuerdos, los que propició en el pasado demandas contra el Estado,

- reducen las dudas sobre la interpretación de los convenios y las maniobras para abusar de los sistemas de arbitraje,

- señalan obligaciones de los inversionistas en relación a la corrupción,

- y se contempla, además de la prohibición de la corrupción, sanciones para los corruptores, de tal modo que tanto inversionistas como inversiones perderán su protección y beneficios, además de enfrentarse a sanciones por las responsabilidades civiles, administrativas y penales que correspondan.

Asimismo, entre los conceptos objeto de precisión se encuentran palabras como: inversión, inversionista, ganancias, territorio, economía popular y solidaria, sectores estratégicos o Gobierno central.

Los CBI prevén además programas de “cooperación bilateral en beneficio del desarrollo de capacidades, asistencia técnica y transferencia de tecnología, entre otros aspectos que contribuirán al fortalecimiento del desarrollo productivo y la generación de empleo”.

Los nuevos convenios tendrán que ser motivo de negociación con cada Estado interesado.

Bajo la coordinación de la Cancillería, han trabajado en este proyecto la Secretaría General de la Presidencia, el Ministerio de Comercio Exterior e Inversiones, la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) y la Procuraduría General del Estado.

Denuncian a que se siga contemplando el arbitraje internacional como mecanismo de solución de controversias

La semana pasada, un grupo de ex integrantes de la Comisión para la Auditoría Integral Ciudadana de los Tratados de Protección Recíproca de Inversiones y del Sistema de Arbitraje en Materia de Inversiones (CAITISA) de Ecuador han dirigido una carta al Gobierno ecuatoriano en la que reclaman que se siga la auditoría realizada y denuncian que se siga contemplando el arbitraje internacional como mecanismo de solución de controversias.

source: CIAR Global