Trabajo

Bajo las disposiciones del arbitraje de disputas inversionistas- estado (ISDS) que se incluyen en los acuerdos de comercio e inversión, muchas leyes para la protección de los derechos de los trabajadores puede verse amenazada si un inversionista extranjero argumenta que éstas tienen un efecto discriminatorio sobre sus intereses.

Las corporaciones pueden considerar injusto cualquier cambio a las políticas que mejore los derechos y las condiciones de los trabajadores si lo ven como una violación a sus “legítimas expectativas”, - sus ganancias esperadas. Las compañías extranjeras consideran que tienen derecho a un contexto regulatorio estable y que los gobiernos no deben alterar las leyes o las regulaciones, aún si objetivos de interés público, como los derechos laborales fundamentales, están en juego.

Si un estado promulga nuevos derechos sociales y laborales tales como la negociación colectiva, pago igualitario o salario mínimo digno, las compañías podrían usar el mecanismo del ISDS para impugnarlas.

De la misma forma, cualquier reforma que favorezca a las compañías o trabajadores locales podría, potencialmente, ser el objetivo de disputas ISDS.

Los casos más conocidos incluyen:

• Piero Foresti & otros vs Sud África: en el año 2007, inversionistas italianos y de Luxemburgo, presentaron una denuncia arbitral inversionista-estado contra Sud África por US$350 millones porque una nueva ley de minería contenía normas anti discriminación del Acta de Promoción Económica Negra, la cual busca compensar alguna de las injusticias del régimen de apartheid. La ley requería que las compañías mineras transfirieran parte de sus acciones a manos de los inversionistas negros. La disputa fue descontinuada en el año 2010, después de que los inversionistas recibieron nuevas licencias que requerían entregas de acciones mucho menores (se invocaron tratados de inversión bilaterales Italia-Sud África y Bélgica-Luxemburgo-Sud África)

• Véolia (Francia) vs. Egipto: en el año 2012, la corporación multinacional de servicios abrió una disputa contra Egipto, demandando US$110 millones como consecuencia de los cambios a las leyes laborales de Egipto que llevaron a un incremento del salario mínimo. Caso pendiente (se invocó el tratado de inversión bilateral Egipto-Francia).

• Abitibi-Bowater (EEUU) vs Canadá: la corporación de papel de Estados Unidos impugnó la decisión de Newfoundland y Labrador, una provincia de Canadá, de confiscar derechos de explotación de madera, derechos de agua y equipamiento retenido por Abitibi-Bowater después que la corporación cerró una fábrica de papel en Newfoundland, dejando sin trabajo a 800 trabajadores. El caso fue resuelto en el año 2010 por US$122 millones en favor del inversionista (se invocó el NAFTA).

(Noviembre de 2015)

Focus on the Global South | 1ro-jun-2017
In the recent “RCEP 18th Round of Talks,” members of civil society organizations and social movements presented their positions vis-à-vis the RCEP.
Jeune Afrique | 10-mar-2017
L’année 2017 devrait solder l’épisode de conflit avec l’Égypte, qui confère à Veolia l’image négative d’une entreprise procédurière.
Open Canada | 3-mar-2017
NAFTA has its fair share of critics who want to see it updated. But if Trump has his way, a re-negotiated agreement may prove disappointing.
Local Futures Blog | 16-feb-2017
Local Futures’ Isabel Marlens discusses why many people know so little about trade issues, and what can be done about it.
Nueva Tribuna | 13-feb-2017
El Parlamento Europeo podría estar en vías de ratificar un acuerdo que es ilegal, además de faltar a su deber de asegurar que los tratados europeos respetan los principios fundamentales y leyes de la UE.
No al TTIP | 17-ene-2017
La campaña No al TTIP convoca movilizaciones en más de 20 ciudades para frenar al CETA
AFL-CIO | 21-dic-2016
It is important that everyday working people’s perspectives lead the debate, starting with how to rewrite NAFTA.
El País | 30-sep-2016
El grupo arbitral que dirime la controversia entre EE.UU. y Guatemala por supuestas violaciones de los derechos laborales en el país centroamericano, entregó el informe inicial a las partes, informó hoy una fuente oficial.
Global Labour Column | 28-sep-2016
For decades, labour has been fighting purely defensive battles against the neo-liberal trade and investment agenda; we lack an agenda of our own. Lost ground will not be reclaimed on what is fundamentally hostile territory, argues Peter Rossmann of the IUF.
RT | 23-dic-2015
El TPP da a más de 9.000 empresas extranjeras el derecho de violar leyes que protegen el medioambiente y evitar los tribunales.

0 | 10 | 20