Petroleras establecidas en EE.UU., Canadá y México piden mantener sus beneficios energéticos
JPEG - 25.6 kb

Petroleras establecidas en EE.UU., Canadá y México piden mantener sus beneficios energéticos

Por América | 20-11-17

Las 750 empresas que conforman la Amexhi, el API, y la CAPP exigieron a sus respectivos gobiernos que, si no es posible modernizar el TLCAN, se mantenga con todos sus beneficios energéticos, a fin de concretar la autosuficiencia energética de América del Norte en el 2020.

Las 750 empresas que conforman la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi), el American Petroleum Institute (API), y la Canadian Association of Petroleum Producers (CAPP) exigieron a sus respectivos gobiernos que, si no es posible modernizar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), se mantenga con todos sus beneficios energéticos, a fin de concretar la autosuficiencia energética de América del Norte en el 2020.

“Rechazamos propuestas como una cláusula de extinción (sunset clause) o un mecanismo de resolución de disputas entre el Estado y los inversionistas (ISDS) de ‘inclusión/exclusión voluntaria’, las cuales debilitarían la estabilidad y protección a inversiones de largo plazo”, establecieron las industrias energéticas de México, Estados Unidos y Canadá.

Abundan: una protección decisiva y recíproca de la inversión y el recurso al arbitraje internacional de diferencias entre Estado e inversionista (ISDS, por su sigla en inglés) proporcionan un mayor grado de certidumbre de inversión a los proyectos petroleros y de gas natural que a menudo implican plazos de inversión de hasta 40 años o más.

A través de un documento titulado “Industria de petróleo y gas natural de América del Norte: seguimiento a perspectivas sobre el TLCAN”, por la Amexhi, API y CAPP, afirman que el mercado creciente de las exportaciones estadounidenses de gas natural hacia México representa “una oportunidad para mejorar la balanza comercial de Estados Unidos”.

Refieren que debido a que México se ha convertido en el mercado más grande y de más rápido crecimiento para las exportaciones estadounidenses, dicha política está respaldada por la liberalización automática de las exportaciones del energético, en virtud de la Ley de Gas Natural de Estados Unidos, la cual exige la existencia de un tratado de libre comercio.

Los tres países de América del Norte prevén que en términos de oferta y demanda de combustibles líquidos, logren la autosuficiencia en los próximos tres años, siempre y cuando se mantenga el TLCAN.

“Si no es posible que México, Estados Unidos y Canadá acuerden un TLCAN modernizado, instamos a los responsables de formular políticas a mantener el TLCAN actual y todos sus considerables beneficios energéticos mutuos, los cuales disminuirían enormemente sin un TLCAN trilateral”, sentencian las 750 empresas.

Amexhi, API y CAPP esperan continuar el diálogo con los respectivos gobiernos para encontrar formas de preservar y fortalecer en última instancia, el TLCAN y los beneficios energéticos mutuos que brinda.

El TLCAN apuntaló la revolución tecnológica que desbloqueó el potencial de los recursos de petróleo y gas natural de Estados Unidos y que atrajo inversiones importantes en beneficio de los ciudadanos estadounidenses.

Para las asociaciones, un TLCAN modernizado debe fomentar la consolidación de la reforma energética orientada a mercado en México —y un renovado compromiso de Estados Unidos y Canadá— al mantener los flujos comerciales liberalizados y el acceso no discriminatorio a los mercados (que son precisamente los estándares de acceso al mercado establecidos en el Capítulo 3 del TLCAN).

source: América